Ignorar los efectos del consumo de alcohol y drogas en una empresa puede suponer un alto riesgo: para la salud de los propios trabajadores, para el ambiente del trabajo y para la propia eficacia empresarial.

En general, la sociedad española es bastante permisiva con el consumo de sustancias adictivas, en especial con el alcohol, que cuenta incluso con una alta aceptación como “vehículo” de socialización. Sin embargo, pasar de un consumo ocasional a uno abusivo de este tipo de sustancias puede ser sencillo, especialmente sin nos encontramos ante personas con determinados rasgos de personalidad (inseguridades, baja tolerancia a la frustración, impulsividad…) y/o que atraviesan por situaciones de desmotivación, estrés, insatisfacción u otros problemas personales.

Independientemente de las causas que llevan a un consumo abusivo o perjudicial, resulta siempre un problema importante para la empresa por razones como:

* Provoca una disminución del rendimiento laboral y productividad del trabajador.
* Genera malas relaciones con los compañeros de trabajo y, por tanto, mal ambiente laboral.
* Puede ser motivo de accidentes laborales.
* Puede suponer consecuencias negativas para terceros.
* Provoca absentismo del trabajador afectado.
* Son causantes de diferentes enfermedades (problemas mentales, cardiovasculares, hepáticos, cáncer…)
* Puede derivar en sanciones y/o despidos.

Las empresas no pueden, pues, ignorar esta realidad y, en atención a sus obligaciones en materia de vigilancia de la salud y prevención, pueden establecer una seria de medidas que contribuyan a paliar estos riesgos. Estas medidas, ante todo, han de ser ampliamente consensuadas en el seno de la empresa, contando con la implicación de todo el personal. Se pueden contemplar diferentes acciones:

* Información y formación sobre las consecuencias para la salud del consumo abusivo de sustancias (campañas de sensibilización).
* Acciones de promoción de hábitos saludables en el seno de la empresa.
* Acciones de detección y asistencia (detección precoz de consumos abusivos, intervención personalizada, oferta de tratamientos individualizados y/o rehabilitación con garantías de confidencialidad, reubicación o reasignación de tareas en caso necesario…).
*Acciones de seguimiento

Otras medidas que puede adoptar la empresa pasan por evitar desajustes entre la formación y el puesto que ocupan los trabajadores, limitar o eliminar la oferta de drogas e implantar planes de prevención de adicciones en la empresa.

Más info:

Datos estadísticos sobre consumo de sustancias psicoactivas en España

Ssuscripción al Blog www.emprendedoreslugo.com

¿TE INTERESAN ESTOS CONTENIDOS?

Ponte al día en todas las novedades en materia de emprendimiento y emprendedores y comparte con tod@s tu opinión en cada uno de los diferentes contenidos que se vayan publicando.

ANÍMATE Y COMPÁRTELO!!

Enhorabuena, te has suscrito correctamente.