Todo emprendedor (en realidad todas las personas, y desde niños) debe tener unas nociones básicas de primeros auxilios. Saber cómo reaccionar ante una urgencia o emergencia (una lesión, un desvanecimiento, una parada cardiorespiratoria, etcétera) puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de la persona accidentada.

Muchos piensan que saber reaccionar con rapidez y de forma adecuada ante un accidente depende de la personalidad de cada uno, pero en realidad, aunque esto influya, contar con cierto nivel de formación o conocimientos de primeros auxilios proporciona seguridad a la hora de atender cualquier emergencia y, por tanto, mayores probabilidades de éxito en nuestra atención.

Sin ser esto un curso de primeros auxilios ni una guía exhaustiva, si ofrecemos en este post cinco tips o consejos básicos de primeros auxilios para emprendedores:

PRIMERO.- Los primeros auxilios no son tratamientos médicos si no un conjunto de técnicas o actuaciones ejecutadas mientras no llega personal médico especializado que buscan un triple objetivo: no agravar el estado de la víctima, mantener las constantes vitales y asegurar las mejores condiciones para el traslado del paciente.

SEGUNDO.- Ante un accidentado, la fórmula a seguir es el sistema P.A.S, que implica valorar su gravedad y proporcionarle soporte vital básico (SPV) siguiendo los siguientes pasos:

P – PROTEGER el lugar de los hechos evitando nuevos daños o lesiones, eliminando riesgos y tratando de mantener la calma y el orden.
A – AVISAR o alertar a los servicios sanitarios (ambulancia, médico…) proporcionando información de forma clara y estructurada  y activando el Sistema de Emergencia.
S – SOCORRER, proporcionando los primeros auxilios, valorando primero los signos vitales según el siguiente orden: consciencia (si escucha y responde a estímulos), respiración (valorar entrada y salida de aire) y pulso.

TERCERO.- Una de las técnicas básicas de primeros auxilios es la RCP (reanimación cardiopulmonar), que realizada de forma correcta puede duplicar e incluso cuadriplicar las posibilidades de supervivencia de una víctima. La RCP se efectuará sobre una superficie dura colocando el talón de una mano en el centro del pecho con el talón de la otra mano encima, entrelazando los dedos de las manos y manteniendo los brazos rectos. Con esta postura, se realizarán comprensiones a una profundidad de entre 5 y 6 cm., sin sobrepasarlos y sin perder el contacto con el esternón, a un ritmo de 100 compresiones por minutos. Se complementarán las comprensiones con respiraciones boca a boca (insuflaciones de aire) a un ritmo de 30 a 2 (dos insuflaciones cada 30 compresiones). El uso de dispositivos DEA (desfibrilador automático) o DESA (desfibrilador semiautomático) ayuda en la aplicación de esta técnica e incrementa las probabilidades de éxito.

CUARTO.- Otras técnicas a tener en cuenta son saber detener una hemorragia (taponando la zona con gasas estériles), saber practicar la maniobra de Heimlich ante un atragantamiento (sujetando a la víctima por detrás y comprimiento la zona de la barriga, a la altura del ombligo) o colocar a una víctima según el tipo de lesión.

Y QUINTO.- Iniciado un negocio, el emprendedor habrá de contar en sus instalaciones al menos con un botiquín portátil, que habrá de contener desinfectantes y antisépticos, gasas estériles, algodón hidrófilo, venda, esparadrapo, apósitos, adhesivos, tijeras, pinzas y guantes desechables (nunca medicamentos). Una vez que el lugar de trabajo supere los 50 trabajadores (o los 25 si por la peligrosidad de la actividad así lo determina la autoridad laboral), habrá de habilitarse también un local de primeros auxilios, próximo a los puestos de trabajo, de fácil acceso, y dotado al menos con el botiquín, una camilla y una fuente de agua potable.

Para más información, la CEL ha editado recientemente, con la financiación de la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, un manual básico de Primeros Auxilios en la Empresa que puede descargarse a través de su página web.

Este artículo ha sido elaborado por el Gabinete de Asistencia Técnica en Prevención de Riesgos Laborales de la CEL, financiado por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, en base a la legislación vigente en materia de seguridad y salud en el trabajo y a las Notas Técnicas de Prevención del INSST.

Suscripción al Blog www.emprendedoreslugo.com

¿TE INTERESAN ESTOS CONTENIDOS?

Ponte al día en todas las novedades en materia de emprendimiento y emprendedores y comparte con tod@s tu opinión en cada uno de los diferentes contenidos que se vayan publicando.

ANÍMATE Y COMPÁRTELO!!

Enhorabuena, te has suscrito correctamente.