Todas las empresas pueden verse sometidas a cambios que afectan a los procesos de trabajo establecidos en su seno. Ante estos, si son previsibles y en la medida en que generen nuevos riesgos o modifiquen los existentes, el empresario está obligado a tomar medidas de prevención.

El Reglamento de Servicios de Prevención en su artículo 4.2, establece que habrán de evaluarse de nuevos los puestos de trabajo que puedan verse afectados por:

a) La elección de equipos de trabajo, sustancias o preparados químicos, la introducción de nuevas tecnologías o la modificación en el acondicionamiento de los lugares de trabajo.
b) El cambio en las condiciones de trabajo.

c) La incorporación de un trabajador cuyas características personales o estado biológico conocido lo hagan especialmente sensible a las condiciones del puesto.

Entre las situaciones de cambio previsibles en una empresa más comunes tenemos:

NUEVOS PROYECTOS Y MODIFICACIÓN DE INSTALACIONES
Se han de prever, con antelación a su implantación, los riesgos que puedan derivarse de la puesta en marcha de nuevos proyectos en la empresa o cualquier modificación de las instalaciones, a fin de evitar o controlar en origen dichos riesgos, revisando la evaluación de riesgos y adaptando o estableciendo nuevas medidas de seguridad y salud apropiadas a la nueva situación.

ADQUISICIONES
Nuevas máquinas, equipos o productos químicos en la empresa pueden implicar nuevos riesgos y, por tanto y nuevamente, de una evaluación de la situación, de los cambios en las condiciones de trabajo que generan, información y formación adecuada a las novedades e incluso, si fuese el caso, nuevas medidas preventivas.

NUEVAS CONTRATACIONES
Aunque el Reglamento de Servicios de Prevención solamente obliga a volver a evaluar puestos de trabajo en caso de que se incorporen trabajadores cuyas características personales impliquen una sensibildad añadida a las condiciones del puesto, desde el INSSBT se recomienda en sus notas técnicas hacer extensible esta evaluación a la incorporación de cualquier nuevo trabajador, porque siempre implica un cambio que puede suponer nuevos riesgos o modificación de los existentes. Se recomienda, asimismo, contar con una adecuada política de selección de personal que permita realizar las contrataciones contando con una planificación previa.

ACCESOS DE PERSONAS Y VEHÍCULOS EXTERNOS
Se recomienda disponer de un sistema de control de acceso que permita tener localizadas a todas las personas y vehículos que se encuentran en las instalaciones, de cara a controlar y prevenir los riesgos que pueda suponer su presencia e, incluso, garantizar su evacuación en caso de emergencia.

CONTRATAS
Es necesario recordar las obligaciones en materia de coordinación de actividades empresariales y, por tanto, la necesidad de que se establezcan medidas de seguridad adecuadas tanto para el personal propio como para el personal que realice trabajos contratados o subcontratados en sus centros de trabajo, evaluando riesgos añadidos y medidas preventivas adicionales necesarias.

Este artículo ha sido elaborado por el Gabinete de Asistencia Técnica en Prevención de Riesgos Laborales de la CEL, financiado por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, en base a la legislación vigente en materia de seguridad y salud en el trabajo y a las Notas Técnicas de Prevención del INSSBT. En concreto, se recomienda la consulta de la NTP 563.

 

Suscripción al Blog www.emprendedoreslugo.com

¿TE INTERESAN ESTOS CONTENIDOS?

Ponte al día en todas las novedades en materia de emprendimiento y emprendedores y comparte con tod@s tu opinión en cada uno de los diferentes contenidos que se vayan publicando.

ANÍMATE Y COMPÁRTELO!!

Enhorabuena, te has suscrito correctamente.