Hay mucho revuelo en torno a este tema, y a la “sanción” que Google aplicará al posicionamiento de las webs que no estén adaptadas a móviles. Repasamos algunas claves sobre el tema.

No es una novedad que la navegación desde dispositivos móviles aumenta de forma muy significativa en los últimos años, por lo que es importante que la web corporativa se visualice (y se maneje) correctamente en ellos.

A no ser que la web esté desarrollada con una tecnología que directamente impida su carga (como puede ocurrir con Flash en dispositivos con iOS y en nuevas versiones Android) lo habitual es que podamos ver la página, aunque necesariamente esto no implica que su diseño esté adaptado para su manejo en éstos dispositivos: el tamaño de los botones y/o los textos, el movimiento de despliegue de los menús, la existencia de ventanas emergentes… hace que en ocasiones manejar algunos sitios desde un móvil sea prácticamente imposible, por lo que los usuarios se cansan y se van.

El comunicado de Google sobre la “penalización” a webs no adaptadas a dispositivos móviles

A finales de febrero Google emitió un comunicado en el que informaba de que modificaría su algoritmo con fecha 21 de abril, con el objetivo de mejorar los resultados de búsqueda en consultas realizadas desde dispositivos móviles, y desde ese momento se daría prioridad en los resultados de búsqueda a las webs adaptadas y a los resultados referentes a aplicaciones móviles. Es lógico pensar que si un usuario busca “comprar zapatos” desde su móvil, prefiera encontrar en las primeras posiciones tanto webs que pueda manejar con agilidad como aplicaciones relacionadas, pero este comunicado ha generado preocupación en muchas empresas, que temen que su web pierda el posicionamiento que tanto les ha costado conseguir.

Con posterioridad a esta comunicación, Google ha publicado un artículo en su blog en el que responde a algunas dudas sobre este asunto. Algunos de los aspectos más destacados en dicho artículo son:

  • Las búsquedas desde ordenadores de sobremesa y tablets no se verán afectadas por la modificación del algoritmo.
  • El cambio no es a nivel de sitio completo, sino de página. Si una sección de un sitio web funciona correctamente en dispositivos móviles, su posicionamiento no se penalizará.
  • Las páginas no van a desaparecer de los resultados de búsqueda, ya que, si bien la implementación móvil es un factor muy relevante, utilizan otros muchos indicadores para “clasificar” un sitio web, y por tanto si éste tiene contenido de calidad relevante con lo que el usuario busca, se mostrará.
Entonces ¿debo preocuparme?

Partimos de la base de que es recomendable que todas las webs estuvieran adaptadas a dispositivos móviles, o al menos que su manejo en ellos fuera aceptable, sin obligar al usuario a hacer esfuerzos especiales (ampliar para leer o para hacer clic, girar para intentar cerrar una ventana emergente…).

Puedes comprobar si tu sitio web está adaptado usando la herramienta pública que Google ha creado para ello, o accediendo al menú “usabilidad móvil” dentro de la sección “tráfico de búsqueda” de Google Webmaster Tools. También puedes utilizar PageSpeed Insights, que además evalúa la velocidad de carga del sitio y propone acciones para mejorarla.

Si tu sitio está adaptado, no tienes motivos para preocuparte.

Si tu sitio no está adaptado, debes plantearte las siguientes cuestiones (puedes usar los informes de Google Analytics para analizarlo):

  • ¿Mi público objetivo usa dispositivos móviles?
  • ¿Mi público objetivo llega a mi web buscando en Google o a través de otros canales (enlaces, tráfico directo….)?

Si la respuesta a  la primera pregunta es un SI, analiza cómo se comportan: si el tráfico móvil tiene mucho rebote, son visitas cortas… quizá debas realizar modificaciones para que la navegación sea más amigable. Si además llegan mediante tráfico de búsqueda, debes hacerlo cuanto antes para que tu posicionamiento no se vea afectado.

Google también ha puesto a disposición de los desarrolladores una herramienta de validación que además ofrece indicaciones muy detalladas sobre cómo solucionar los posibles problemas del sitio, en función de la tecnología con la que esté desarrollada.

De cualquier modo, hay que tener siempre presente que un sitio web debe diseñarse para los usuarios (sin perder de vista a Google, pero sin obsesionarse), ya que son quienes lo usarán para contratar nuestros servicios o comprar nuestros productos, y además nos ayudan a posicionarlo compartiendo nuestros contenidos o enlazándolo desde otros canales.

Artículo elaborado por CTIC Centro Tecnológico

Suscripción al Blog www.emprendedoreslugo.com

¿TE INTERESAN ESTOS CONTENIDOS?

Ponte al día en todas las novedades en materia de emprendimiento y emprendedores y comparte con tod@s tu opinión en cada uno de los diferentes contenidos que se vayan publicando.

ANÍMATE Y COMPÁRTELO!!

Enhorabuena, te has suscrito correctamente.