LinkedIn es la red social profesional por excelencia: con más de 260 millones de usuarios ya supera a Twitter en número de usuarios activos. Pero además de ser una red social para establecer contactos profesionales, LinkedIn es  una herramienta que facilita la localización de mercado potencial y el desarrollo de estrategias que permiten generar negocio;  es también un lugar idóneo para realizar vigilancia tecnológica (vigilar las evoluciones tecnológicas, los avances científico- técnicos, nuevos sistemas de información… ), vigilancia comercial (identificar nuevas oportunidades de negocio, nuevas necesidades de la clientela actual y potencial, nuevos productos de proveedores, mercados, mano de obra…), vigilancia competitiva (controlar la competencia actual y potencial, así como los  productos/servicios que desarrollan y/o comercializan…), vigilancia del entorno socio-económico (cambios en el entorno, asociados a aspectos económicos, legales, sociales y/o culturales, medio ambientales…). En resumen, LinkedIn es una red excelente para realizar vigilancia estratégica y poder con estos datos generar conocimiento para la toma de decisiones, es decir, inteligencia competitiva.

En LinkedIn se puede estar con cuentas personales o empresariales. A nivel personal desde LinkedIn se puede:

* Posicionarse como experto. Posteando sobre nuestros conocimientos o habilidades y participando en debates y foros abiertos o creando nuevos.
* Buscar y/o cambiar de empleo. Cada vez más las empresas que buscan incorporar profesionales lo hacen a través de esta herramienta que permite filtrar exactamente los perfiles deseados.

Por su parte, una empresa puede, entre otras cosas, hacer las siguientes:

* Promocionar eventos, presentaciones de productos…
* Dar a conocer sus productos y servicios y que la gente los recomiende…
* Publicitarse en públicos segmentados.
* Mejora del posicionamiento en Internet de la Empresa.
* Posicionarse como experto.

Para una empresa o emprendedor también es importante la presencia en esta red por el gran número de visitas que genera hacia su web o blog empresarial. No debemos olvidar que el tráfico web es importante para el posicionamiento y el tan codiciado SEO en el que todas las empresas dedican esfuerzo y tiempo.

LinkedIn es además sobre todo networking. Las oportunidades de negocio pueden surgir en esta red con mucha más posibilidad que en otras fruto del perfil medio de usuario que aquí está registrado. Interesa a profesionales y empresas, y puede ser un interesante canal de ventas.

Pero como en cualquier otra red social, crear un perfil en LinkedIn no sirve para nada si no se participa y se mantiene activo. Cobra gran importancia la presencia y participación en los grupos que son lugares de encuentro con otros profesionales (abiertos o cerrado a miembros previamente admitidos por los administradores).

Igualmente, resulta imprescindible realizar un esfuerzo en la definición del perfil en esta red, buscando dejar claro qué aportamos y en qué mercado/sector nos movemos. Así deberíamos ser cuidadosos en:

* Revisar cómo nos ve la gente. Añadir una descripción, no mantener una foto cualquiera de perfil y cuidar los contenidos subidos así como su redacción, definiendo claramente qué aporto, qué se hacer, dónde soy realmente bueno.
* Contar con un perfil completo. La propia herramienta de LinkedIn tiene una barra de estado que va marcando el porcentaje del mismo. Puede parecernos latoso pero es importante completarlo hasta el 100%
* Diseñar bien los títulos de los trabajos que he realizado y/o estoy trabajando. Claro, sencillo, que aporte.
* Incluir palabras clave tanto en el título como en la descripción. Hay que “saber venderse”.
* Ofrecer una información de contacto completa.
* Pensar en cómo las personas pueden localizarnos: LinkedIn no ofrece una herramienta de estadísticas de búsqueda, por lo que se recomienda pensar cómo buscarnos, consultar perfiles similares, hacer búsquedas por palabras claves seleccionadas y ver los resultados que aparecen, analizar ofertas de empleo y comprobar cuáles son las claves más utilizadas…
* Personalizar la URL de tu perfil público. Una URL nominal con nuestro nombre y apellidos afectará positivamente al posicionamiento web de nuestro perfil profesional en buscadores como Google y Bing.
* Da visibilidad total al perfil.
* Incluir enlaces a la web o blog propios.
* Intentar que las palabras que te definen como profesional (entre 3 y 5) aparezcan el mayor número posible de veces a lo largo de todo el perfil (SEO).
* Crear un extracto atractivo, que enganche e invite a contactar contigo.
* Añadir aptitudes y conocimientos, todos los que tengas.

LinkedIn abre, por tanto, un sinfín de posibilidades tanto a nivel de contacto profesional como de vías de negocio para las empresas y emprendedores: es necesario, por tanto, usar esta red teniendo en cuenta su potencial como una herramienta más útil para la estrategia empresarial.

Artículo elaborado por CTIC Centro Tecnológico

Ssuscripción al Blog www.emprendedoreslugo.com

¿TE INTERESAN ESTOS CONTENIDOS?

Ponte al día en todas las novedades en materia de emprendimiento y emprendedores y comparte con tod@s tu opinión en cada uno de los diferentes contenidos que se vayan publicando.

ANÍMATE Y COMPÁRTELO!!

Enhorabuena, te has suscrito correctamente.