La incorporación de las tecnologías de Industria 4.0 a la empresa, permite obtener y procesar un gran volumen e información, obtenida a lo largo de todo el ciclo de vida del producto, para la toma de decisiones y el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Más aún, la incorporación de las tecnologías de la Industria 4.0 en la empresa, no solamente trae como consecuencia una mejora en la optimización y eficiencia de los procesos industriales y en la calidad de los productos, sino que también ofrece nuevas oportunidades de negocio.

La incorporación de nuevas funcionalidades a los productos, el desarrollo de productos nuevos o servicios o el acceso a nuevas formas de comercialización y distribución, conllevan también la posibilidad de acceder a nuevos mercados.

La información: clave para desarrollar los nuevos modelos de negocio de la Industria 4.0

En un escenario como el actual, que cambia y evoluciona tan rápidamente, es necesario disponer de agilidad y flexibilidad para anticiparse y adaptarse con la misma rapidez a las nuevas realidades.

Esta adaptación debe ser “proactiva” y no simplemente reactiva, como viene ocurriendo hasta la actualidad, en la que se actúa para corregir una situación o como consecuencia de un cambio ya producido, sino anticipándose a estos. Las tecnologías actuales permiten escuchar al cliente, conocer sus necesidades, sus demandas y sus gustos. Además, la incorporación de tecnología en los productos finales, también proporciona información mientras se utilizan, podemos tener información de un producto a lo largo de toda su vida útil.

Un análisis y procesamiento posterior de toda esta información, será la base no solamente para desarrollar nuevos productos y servicios adaptados a estas necesidades, sino también para analizar las tendencias y realizar predicciones para anticiparse a esa demanda. Serán, por tanto, los propios consumidores, quienes definan los nuevos modelos de negocio a los que se debe evolucionar en la Industria 4.0. Una industria centrada en el cliente y en la demanda.

La realidad aumentada en la Industria 4.0

Toda esa información generada puede ser visualizada y experimentada en dispositivos de realidad aumentada o realidad virtual, que permiten experimentar esos escenarios sin necesidad de “fabricar” físicamente una pieza o dispositivo. Esto permite validar la información recabada antes de sacar un producto al mercado, así como dotar a los existentes de experiencias de uso mejoradas y entornos virtuales con los que puede interactuar el usuario final.

Productos desarrollados bajo demanda y mayor personalización

Los sensores y nuevos sistemas de comunicación máquina a máquina, permiten incorporar grandes cambios a las cadenas de producción, pasando de un modelo en el que la máquina se programa para realizar una misma operación a todas las piezas que pasan por ella, a otro en el que el propio producto, a través de una etiqueta inteligente le “dice a la máquina” lo que ésta debe hacerle.

Esto permite pasar de un modelo basado en la producción de muchas piezas idénticas, a otro en el que la personalización de cada producto puede ser mucho mayor sin incrementar el coste de fabricación.

Nuevos modelos de negocio basados en la logística y la distribución

La logística y la distribución de los productos industriales es uno de los procesos que más cambios y que más oportunidades de negocio presentará en el futuro próximo.

Nuevos modelos en los servicios de reparto mediante el uso de drones o la venta de productos personalizados realizados bajo demanda a través de comercio electrónico.

Pero uno de los máximos exponentes de esto, que ya existen en la actualidad son los centros maker: centros de fabricación digital que ponen a disposición de los clientes herramientas para que puedan fabricarse sus propias piezas: impresoras 3D, plotters de corte de vinilo, cortadoras láser, planchas térmicas, etc.

En el modelo de negocio de los centros maker, no se cobra por una pieza fabricada, como en los modelos tradicionales, sino por el uso de la maquinaria, y en su caso, por el conocimiento y el asesoramiento necesario para ello.

Mantenimiento predictivo y proactivo

Los cambios en los procesos industriales no se producirán solamente en el lado del producto terminado, sino también en el propio mantenimiento de las máquinas.

La incorporación de sensores que puedan medir el rendimiento de los motores y el estado general de la maquinaria, permite actuar sobre ella realizando mantenimientos preventivos, y evitando largas paradas debidas a averías. El control de los stocks y materiales primarios, evitando las paradas por falta de suministros. Los controles de calidad finales, reduciendo o eliminando la fabricación de piezas con defectos, y por tanto, el deshecho de materiales. Todo ello, contribuye reducir costes, eliminar pérdidas, agilizar y hacer más eficientes los procesos y ofrecer mayor calidad en los productos y por tanto, a incrementar la competitividad las empresas.

 Artículo elaborado por CTIC Centro Tecnológico

Esta semana la Fundación CEL acoge el taller formativo Introducción práctica a la industria 4.0 para aclarar conceptos sobre lo qué es realmente la también llamada “fábrica inteligente”, ayudas en vigor para la implantación de soluciones y tecnologías 4.0 y casos de éxito

Suscripción al Blog www.emprendedoreslugo.com

¿TE INTERESAN ESTOS CONTENIDOS?

Ponte al día en todas las novedades en materia de emprendimiento y emprendedores y comparte con tod@s tu opinión en cada uno de los diferentes contenidos que se vayan publicando.

ANÍMATE Y COMPÁRTELO!!

Enhorabuena, te has suscrito correctamente.